Tailandia

Buda reclinado en Bangkok

Tailandia es un destino de viajes desde hace muchos años y cuenta con unas excelentes infraestructuras. El problema es que algunas cosas ya no son tan auténticas en un lugar tan desarrollado y muchos viajeros ahora prefieren otros lugares del Sudeste asiático. Se trata de un país alargado con bastantes diferencias climáticas, paisajísticas y étnicas entre el norte y el sur.

Qué ver en los viajes a Tailandia

El norte de Tailandia es un lugar ideal para actividades de trekking y senderismo, también para viajes étnicos descubriendo diferentes grupos humanos que habitan en el triángulo formado por Tailandia, Myanmar y Laos. La capital Chiang Mai es lugar para la cultura con numerosos templos budistas y para las compras con un animado mercado nocturno, además en los alrededores hay muchos talleres y fábricas de artesanía.

En el centro encontramos la gran ciudad de Bangkok donde hay un poco de todo, templos, lugares para la diversión, mercados y grandes centros comerciales. Para disfrutar de la playa hay que desplazarse un poco, la más conocida está en Pattaya. Para descubrir la historia del país, lo mejor es desplazarse hasta Ayutthaya, antigua capital del reino de Siam, ahora un impresionante parque arqueológico. Algo parecido es Sukhothai, también fue capital del reino y ahora sus ruinas se integran en la naturaleza formando un encantador espacio natural.

El sur tiene como principal atractivo la playa, en Krabi y las islas de Phuket o Samui, siempre abarrotadas de turistas. Son también lugares para practicar actividades y deportes relacionados con el mar. Es el turismo más alocado y festivo, especialmente en Patong. En la misma isla de Phuket hay lugares con muchos encantos naturales, muy conocida es la Isla de James Bond. En la zona muchas islas, algunas saturadas de turismo.