Camboya

Camboya, un país del Sudeste asiático con un turbulento pasado, pero con lugares insólitos que el viajero puede descubrir. En su territorio encontramos llanuras, montañas y costa, también historia y naturaleza que se fusionan, y de que manera, en los famosos templos de Angkor. Después de varias guerras y de la terrible experiencia que fue el paso de los Jemeres Rojos, el país se abre al visitante y le ofrece un incalculable legado cultural, junto a unos exuberantes paisajes.

Camboya se abre al turismo con los templos de Angkor, declarados Patrimonio de la Humanidad, sobradamente conocidos en el mundo, pero que una vez allí resultan mucho más impresionantes, además, crean una increible sensación de misterio. En el sur, el atractivos son sus playas, que empiezan a ganarle la partidas a las masificadas playas de países vecinos. Un viaje a Camboya no debe obviar la capital Nom Pen, caótica , pero alegre, divertida y con un toque de elegancia.