Mbour y Saly son dos ciudades cercanas de la Región de Thiés. Ambas costera, pero con una apariencia totalmente contrapuesta.

El principal encanto de M´Bour o Mbour, es la playa, que al mismo tiempo, funciona como puerto pesquero. No es un lugar para bañarse, sino para observar la vida cotidiana de los senegaleses, especialmente de los pescadores, que regresan de sus tareas y muchos venden directamente allí sus capturas.

Detrás de la playa se encuentra el mercado donde se vende de todo, como en la mayoría de mercados africanos. Tal vez el turista encuentre pocos atractivos en Mbour, si bien la playa es un lugar donde, si uno encuentra una sombra, puede pasarse horas contemplando las idas y venidas de pescadores, compradores, niños jugando, etc. Pero aquel que piensa en la playa para darse un baño o tomar el sol, y le molesta el olor, muchas veces pestilente del pescado puesto para secar, a pocos quilómetros encuentra Saly.

La ciudad turística de Saly es lo opuesto a Mbour. Un gran paseo marítimo entre la playa y los enormes hoteles llenos de turistas. Arena bastante limpia y agua cálida para darse un baño.

Regreso a la playa de Mbour
Pescadores regresando a la playa con sus capturas.
Esperando en la playa de Mbour
La gente espera la pesca en la playa de Mbour
Barcas reposando en la playa de Mbour
Barcas amarradas en la playa de Mbour a la espera de salir al mar.
Mezquita de Mbour
Mezquita de Mbour
La gente pasea en la playa
Playa de Mbour, la gente sale a comprar pescado.
Una calle de Mbour
Carros en las calles de Mbour